lunes, 26 de septiembre de 2016

Los lunes...escenas de cine - "Breve encuentro"


Mis escenarios favoritos en el cine son las estaciones de tren, románticas, solitarias, nocturnas, tristes, superpobladas...en ellas se han filmado huidas, reencuentros, retornos, esperanzas, despedidas, adióses y hasta nuncas...maravillosas estaciones.
Pero creo que en ningún film me gustan tanto como en el magnífico debut de David Lean en el cine, en la maravillosa y nunca superada por el realizador inglés "Breve encuentro".
La historia de un amor cercenado por la educación tradicional costumbrista de dos seres amilanados ante lo correcto o incorrrecto según el sentir o entender de otros, un amor que se empequeñece avergonzado de esa osadía de amar a quien ya es amado por alguien, aunque la reciprocidad indique una linea clara.
Miradas que se turban ante su brillo, pasiones que se amputan apabulladas por un deseo incorrecto aunque limpio, besos que quedan enterrados en suelo consagrado de hipocresía y frustración, rupturas sin consumar...
La escena elegida en cambio no ocurre en una estación, se trata de la visión de los amantes camino de la culminación de su amor, del estallido irremisible, del fundido de piel...aunque parezca que van camino del patíbulo...¿no es una pena???
Maravillosa y otoñal película para esta primera semana de la estación de la caida de las hojas.
¡Feliz semana!!!

domingo, 25 de septiembre de 2016

Los domingos photosong - Golpes Bajos - "Escenas olvidadas"


Me da la sensación de que necesito vacaciones, termina septiembre y la verdad es que me siento cansado, en un par de semanas podré dedicarme a descansar, viajar, leer sin mirar el reloj pensando en madrugar o acudir a tal o cual compromiso, pasear y espero que pensar lo menos posible y dedicarme a dejarme llevar un poco, que va siendo hora.
Ojalá pudiese olvidar escenas y secuencias del ayer, de esa manera no tendría el pasado tanto poder sobre el presente, y lo que es más terrible, sobre un futuro cuya llave no me atrevo a utilizar aunque parece que todo esta preparado al otro lado de la puerta.
Brindemos y dediquemos este día de elecciones en Euskadi para esas escenas olvidadas que espero que yo no repita nunca vez más. Esta canción: "Escenas olvidadas", de los Golpes Bajos de su mejor época nos viene al pelo.
¡Feliz domingo!!!



sábado, 24 de septiembre de 2016

Hubo un tiempo incierto, un presente y unas preguntas - Las paranoias de Addi.


Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que las fuerzas apenas podían aguantar una osamenta que menguaba y se deshacía, se descalcificaba y amenazaba con derretirse sobre si misma.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en que los ojos alcanzaban cada vez menos metros, menos finales de túneles, menos atardeceres y muchos menos anocheceres, solo los amaneceres en vigilia constante eran vislumbrados por una cada vez más borrosa y desnutrida visión.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que el futuro no se adivinaba como opción, la desaparición frente al espejo no permitía licencias como un mañana que en el fondo no importaba, el mundo discurría de plato en plato...

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que los minutos eran sustituidos por kilos, por gramos, los proyectos por restricciones más estrictas frente al mantel y la ilusión tenía cumplida recompensa en cada vistazo a un reflejo cada vez más nublado y escuálido.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que la espiral de autocomplacencia ante las derrotas eran el subterfugio perfecto para que el egoísmo de quien prefiere la mentira decorada de realidad no advierta el sufrimiento ajeno y se centre en la egoísta huida hacia una nada aparentemente controlada, una nada que ejerce de droga contra la razón, alimentando una cobardía cómoda y despótica.

Hubo un tiempo, demasiado tiempo, en el que los instintos pasaban a un plano paralelo, la sangre no llegaba para todo, y el mundo era un lugar de ilusiones psicóticas que corrían por los circuitos de una mente demasiado pendiente de continuar buscando la eternidad enfermiza del defiguramiento, el sexo era un dispendio no admitido por un cuerpo que funcionaba con el deposito de vida en la reserva.

Hoy, que la vida vuelve a hacerse notar en pecho y sienes, la pregunta es inquietante...

- ¿Porqué la felicidad era tan real, tan radiante, tan rotunda?...
- ¿Porqué continuan las mismas preguntas?...




viernes, 23 de septiembre de 2016

The Felice Brothers - "Life in the Dark" (2016)


Termina un verano atípico en muchas cosas para un servidor, también en lo que a las escuchas musicales se refiere, con muchos discos publicados en el año en curso desechados tras unas cuantas escuchas que apenas conseguían que fijase mi atención en unos pocos instantes o en canciones contadas, recuperando discos olvidados de añadas pasadas o recordando discos que en su día me gustaron y que el tiempo transcurrido mantenía fuera de la circulación. Sin conseguir concentrarme y demasiado disperso en otras cuestiones, no daba con discos que saciasen mi sed de novedades.
Finalmente ha llegado el puente temporal que separa el verano del otoño y según parece empiezo a ver la luz, al menos en lo que a discos que consigan emocionarme se refiere, en otras cuestiones sigo enredado conmigo mismo...como siempre.
En la última semana dos discos han acaparado gran parte de las reproducciones de mi equipo, por un lado la vuelta de The Tyde de la que ya dimos parte hace unos días (pinchar), y por otra un disco que recojo, como tantas veces, tras leer la reseña elogiosa de mi amigo Johnny JJ en su Espacio Woody/Jagger, el último Lp de los neoyorquinos The Felice Brothers: "Life in the dark".
Coincido con mi colega Johnny en el hecho de que esta formación nunca había conseguido adherirme a su nómina de fans, conocía temas e incluso algún álbum pretérito pasó por mi viejo equipo, pero nunca se había detenido el tiempo con uno de sus temas, cosa que si ocurre con alguno de los que alimentan este magnífico cancionero.
Con la tradición de la música rural americana incrustada en la espina dorsal del disco, con ese aire silvestre del folk de raíz y con una brillante utilización de diversos instrumentos de los que viven desenchufados; acordeones, violines, acústicas...y una cualidad arcillosa en la voz, poco a poco se van desprendiendo las canciones, temas que se reflejan en el modo de concebir coplas de los pioneros: Pete Seger, Woodie Guthrie, Bob Dylan...
Dylan, el rock de carretera poblado de hammonds y eléctricas, la voz quebradiza y un estribillo afilado e incisivo hacen de "Plunder" un tema para escuchar en bucle y clamar por el rock americano de espíritu y raíz.



"Sally!" es un tema instrumental de baile en el granero, folk de reminiscencias country de energética actitud bailonga.
Ésta actitud danzarina y enraizada, poblada de acordeones y violines la encontramos en "Aerosol ball" que lanza el cancionero a golpe de baile y olor a tradición.
Con un cierto tono crepuscular "Jack in the asylum" es un tema casi dramático, de carne y hueso, y "Life in the dark" un corte lírico, introvertido y hermoso.
En "Diamond Bell" anida el Dylan de juventud, de fe y de inocencia, un tema emocionante y etéreo, en cambio en la melancólica melodía de "Sell the house" se aprecia una intención menos campestre y más controvertida, un tema precioso que cierra este cancionero, no sin antes sugerir una especie de fiesta de despedida sonora a modo de oculto bonus track.
Aunque bien se podría afirmar que la fiesta tabernaria y de toque etílico comienza antes, con "Dancing on the wing" y sus efervescentes coros, violines y estribillos.
Pero antes de despedir el resumen a este impoluto tracklist quiero hacer referencia a "Triumph' 73", balada emocionante, profunda, bella y dolida, uno de esos temas que parecen marcar el camino, que laten de manera distinta, como buscando comprensión, una maravilla que justifica por si sola la escucha de este disco.



El otoño traerá lo suyo, lluvias y cielos grises, pero la luz de las canciones brilla como no ha brillado en todo el verano, al menos para mi, uno de los responsables..."Life in the dark", el último trabajo de The Felice Brothers.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

El nuevo disco de Datura 4: "Hairy Mountain" se publica el 28 de octubre.


Noticia que alegrará sin duda a todos los fans del inefable Dom Mariani en general, y en particular a los que nos conquistó con su turgente "Demon Blues", disco con el que ponía en marcha su último proyecto al que denominó Datura 4.
El primer intento del señor Mariani bajo esta nomenclatura resultó ser un disco de frondoso sonido psicodélico adherido a esencias blues, rock y hard-rock que fue unánimemente alabado, cosa que también hicimos en esta casa como demuestra la reseña que en su día le dedicamos (pinchar).
Es por ello una buena noticia comprobar que en poco más de un mes, exactamente el próximo 28 de octubre, y un año después de "Demon Blues" tendremos en las tiendas la segunda entrega de Datura 4 que llegará con una importante carga de esperanza dada la calidad del precedente, el título elegido para esta continuación: "Hairy Mountain", que estará disponible en CD, vinilo y descarga digital, aunque también se puede realizar la pre-compra de una edición en vinilo de 180 gr. limitada a 150 copias confeccionadas a mano y por tanto exclusivas en el siguiente enlace.

Adjuntamos el track list de "Hairy Mountain".

1.            Fools Gold Rush
2.            Trolls
3.            Mary Carroll Park
4.            Uphill Climb
5.            Hairy Mountain
6.            Greedy  World
7.            Confide in Me
8.            Too Much (or not enough)
9.            Something to Hide
10.          Broken Path

martes, 20 de septiembre de 2016

The Tyde - "Darren 4" (2016)


Hacía una década que no teníamos noticias de The Tyde, desde aquel excelente "Three's Co" que alguno quemamos a base de bien en el pasado decenio.
Alguna que otra vez Darren Rademaker se había dejado ver, como en la reunión de Beachwood Sparks de 2012 que se certificó con el hasta ahora último álbum de la banda, aquel "Tarnished Gold".
Pero es en este 2016 cuando nos sorprenden los hermanos Darren y Brent Rademaker con un nuevo disco de The Tyde, en formato EP, con siete cortes, y las caras nuevas aunque conocidas de Ben Knight y el gran Neal Casal en las guitarras.


En "Darren 4", que es como se titula esta vuelta al redil, el remodelado grupo nos hace saber que sus inspiraciones son más o menos las mismas de hace una década, con el influjo de la costa oeste en el ADN del sonido, con pinceladas psicodélicas y el pop de guitarras brillantes que se mezcla con el rock y el surf. Ésta ecuación se alía a unas excelentes melodías, un irresistible gusto en voces y producción, y el peso de la tradición que no huele rancia, para dejarnos un disco excelente y delicioso, que deja poso en el oyente, como un viaje temporal a los días de Byrds o Beach Boys, a cuando había algo por lo que cantar y soñar.
En el primer corte ya dejan impronta de lo que nos deparará la escucha entera, psicodélia y una esencia puramente californiana en la iridiscente: "Nice to know you".
El buen rollo que provoca el inicio continua en la extraordinaria "Ode to islands" de excelentes coros femeninos y efervescencia, fenomenales guitarras también.
Cambio de tercio con "The rights" y sus casi ocho minutos, un caldo sonoro que a fuego lento va cocinando un precioso tema de aire metafísico y alguna estrofa realmente emocionante, pianos y guitarras cuecen un tema excelente.
Las guitarras con que comienzan "The curse in reverse" son suficientes para ganar a un servidor, esencia pop costero y suculenta línea melódica, otro tema exquisito.



En menos de dos minutos despachan la urgente "Rainbow boogie" para dar paso a la balada de tono nostálgico: "Situations" cantada con reptante voz. Finaliza el álbum con "It's not gossip if it's true", soleado tema lento con steels, acústicas y evocadores coros femeninos, liturgia de autenticidad y belleza.
"Darren 4", el disco con que vuelve The Tyde me parece una de las mejores noticias de cara a este otoño que amenaza con quedarse con nosotros como cada año, el calor que emiten estas canciones nos vendrán de maravilla para sobrellevar las lluvias y el viento, un disco en mi opinión excelente y delicioso... no se lo pierdan.
Se adjunta bandcamp de The Tyde para escuchar y adquirir este fantástico disco. (pinchar)

lunes, 19 de septiembre de 2016

Los lunes... escenas de cine - "Quiéreme, si te atreves"


¿Puede tener el amor una perversión no sexual?, ¿un sexo no físico?, ¿un sentimiento no romántico?...¿Puede no tener todas esas cosas y que esas negaciones certifiquen paradójicamente la existencia del amor verdadero, y lo que es más importante - después de vista la película - también inquietante?.
La respuesta a todas esas preguntas es SI, o eso es lo que yo extraigo cuando el fundido en negro me encuentra sobrecogido al termino de "Quiéreme si te atreves".
Éste film de Yann Samuel con Marion Cotillard y Guillaume Canet es una de mis historias de amor favorita, de amor que se enfrenta a si mismo con la intención tanto de destruir como de inmolarse, intentando llegar a no realizarse como ejercicio para alcanzar la eternidad, utilizando el juego y el dolor como coartada a un amor que tiene miedo de verse roto algún día y no poder soportarlo, arrojando al combate infantil y cruel a los amantes, temerosos de amar demasiado, de no ser amados, de amar y gastarse, apagarse, de ser una pareja de amantes más.
Una película en clave de comedia, perversa y excesiva, porque en el fondo no es malo registrar otros tipos de romanticismo además de los ya consolidados por los siglos.
Decoramos el blog esta semana con la maravillosa "Quiéreme si te atreves".