miércoles, 14 de junio de 2017

Shanda & The Howlers - "Trouble" (2017)


La palabra "Revival", aplicada a un grupo o disco es controvertida. Me da la sensación de que no siempre se utiliza con buenas intenciones. A veces da la sensación de que es un adjetivo que pretende tachar al así bautizado de copión, rutinario, trasnochado o incluso pelmazo.
El caso es que si a alguien lo que le gusta es el soul, el Rhythm & blues y las esencias del sonido Stax, y quiere moverse en ese terreno, difícil está la cosa para que no aparezca el dichoso apelativo.
Pero ¿qué se puede hacer en ese caso?.
El grupo oriundo de Las Vegas: Shanda & The Howlers, practican estos palos de la baraja musical americana, y no lo ocultan con extravagancias sónicas que muchas veces no vienen al caso, ni huyen de la palabra de marras: son un grupo "revival".


Han publicado su primer disco: "Trouble" con el sello Rum Bar Records recientemente con producción clásica y muy empapada de tradición de John Fallon. Y es un recorrido por los pantanos, las praderas, los atardeceres, los calores que se adhieren a los caminos, y los aromas silvestres del sur.
En clave soul y R&B, pero con salpicaduras gospel e incluso del rock stoniano de más enraizada esencia, y bajo una sutil pero evidente influencia del sonido Stax.
Domina el cotarro la voz enérgica y de fuerte expresión de Shanda Cisneros, a la que siguen cual fieles escuderos: Trevor Johnson (guitarras), Luke Metz (bajo), Mica Lapping-Car (saxo) y Keith Alcantara (batería).
No hay sorpresas, eso ha quedado claro. Pero si hay canciones para disfrutar, de la voz de Shanda, de los vientos que ensalzan el ánimo, de las guitarras campesinas, y los ritmos alegres.
Once temas que abarcan una paleta considerable, que da comienzo con el aguerrido Rhythm & Blues: "Keep telling me", que pone las bases precisas.
Momentos que invitan al baile y a olvidarse de todo como: "She don't want a man"; la pieza de encaje antiguo y de tono cajun: "Don't need your love"; o la preciosa balada soul, -con leve recuerdo a los Stones más implicados en estos sones-, titulada: "Born with a broken heart".



Más rockera y farragosa, con la voz de Shanda como atravesada por un fluido arenoso: "Don't wait up". Soul, y mucho calorcito en: "Stay Awhile".
El blues y la alquimia del delta y las noches calientes de Neva Orleans se concentran en "Mind made up".
Otra preciosa balada, la copla lírica y romántica: "You're gonna cry"... Y "Lil' operator", "Bad love" o "Trouble's out to play" que no hacen que baje la nota media.
"Trouble" es un disco "revival", donde encontraremos soul, Rhythm & Blues, esencias del sonido Stax, algo de rock, de blues, de aroma Nuevaorleanesco y mucha tradición. pero como esta muy bien hecho, diseminado en buenas canciones, y con respeto y verdad, pues es un disco que está genial, que mola mucho y me está encantando.
¡¡¡Que viva el "revival"!!!

Aquí el bandcamp de Shanda & The Howlers, para degustar, bailar y si es preciso adquirir: "Trouble".

4 comentarios:

  1. me parecio un discazo la mar de entretenido. Una cosa muuuy para esta época. mycha fiesta y mucho rock que mas se puede pedir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy divertido, muy enraizado y muy fiestero. Esta muy bien este disco, muy disfrutable.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Música divertida esta, que nunca está de más. Bienvenida sea.

    Como habrás observado cada vez me retraso más en comentarte. Aprovecharé para dar una vuelta por todas las entradas, ahora que tengo un ratillo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal, el tiempo durante la semana nos tiene cercados. Yo también visito menos, muchas veces no me doy cuenta de ciertos artículos hasta pasados unos días.
      Eso si, el disco es una gozada.
      Abrazos.

      Eliminar